, ,

Si tienes mala suerte en tu vida, prueba con esto

Foto cortesía de: www.pixabay.com

En una época muy difícil de mi vida, donde me sentí sin apoyo, sin ánimos de seguir adelante y sin ningún tipo esperanza porque todo sería diferente en algún momento, me eché al olvido y no quería seguir viviendo. A pesar de que cuando era joven era una persona a la que ningún reto le parecía un obstáculo demasiado grande, tuve mi punto de quiebre y fue casi imposible salir de él, me hablaron de la PNL, pero estaba totalmente cerrada.

De verdad que por primera vez sentía que había llegado a lo más bajo de mi vida. Mi estado anímico era cada vez peor: la pérdida de mi bebé, el fracaso de mi matrimonio y mis cientos de deudas, me hacían pensar que yo no hacía más que tomar malas decisiones y que, en definitiva, estaba inmersa en un océano de puras cosas malas.

Esa mala racha me afectó a tal extremo que creo que estuve alrededor de un año fuera de toda diversión, salidas causales, celebraciones… En lo absoluto, no se me daba salir con nadie, no quería hablar con nadie, todo me iba muy mal y lo menos que quería era saber de gente a la que todo le estaba resultado lindo.

Fue tanto el golpe que me dio la vida que toda mi situación hizo que muchas de las personas que se encontraban a mi alrededor, por la razón que fuese, terminaran dejándome más sola. Perdí mi empleo y a partir de allí me fue muy complicado conseguir algo del mismo nivel, con lo que pudiera salir poco a poco de mis deudas y vivir dignamente.

En esos momentos me sentí clavada en un abismo. No sabía qué hacer. Sentía que a cada lugar que llegaba buscando empleo veían en mí que era una fracasada, la razón de ello es que no me llamaban. No lograba tener respuestas concretas luego de meses y meses de entrevistas y evaluaciones para entrar a laborar.

Todo eso fue convirtiéndose en parte de mi día a día. Estaba prácticamente resignada a ser una fracasada en la vida… Una persona desdichada a la cual nada le podía ir bien. De pronto, un día decidí que tenía que darle un giro a mi historia y comenzar a escribirla con otras tintas, mucho menos oscuras. Busqué ayuda psicológica y al menos pudo contenerme, pero sentía que, aunque salía de mi estado de depresión, las cosas no cambiaban, es decir, no encontraba un buen empleo y nada me salía como yo esperaba, hasta que conseguí Escuela Superior de PNL.

Se trata de un curso excelente que me hizo cambiar de la noche a la mañana toda mi mala racha para convertir mi vida en algo lleno de crecimiento y éxitos. Hoy he salido de ese hueco en el que me encontraba y me siento segura de que todo lo que quiero lo puedo lograr.

Si quieres mejorar tu actitud y lograr todo lo que te propongas, Haz Click Aquí

Que piensas tu?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ha llegado el momento de tener glúteos de escándalo

La solución para que domines los dolores de artritis