, ,

Este es el secreto para adelgazar sin sufrir

Foto cortesía de: www.pixabay.com

Soy una mujer de casi 40 años y por el estilo de vida que he llevado desde mis 28 años, comer bien siempre había sido mi punto de inflexión. En virtud de ello, tenía casi siempre problemas estomacales y mi metabolismo cada vez era más y más lento, lo que me hacía prácticamente imposible adelgazar cuando me lo proponía.

Recuerdo que cuando tenía 20 años, si quería adelgazar, simplemente comía sano, baja la ingesta de carbohidratos y en una semana lograba bajar entre 1, 5 kilos y 2, en promedio, lo que me hacía sentir el proceso sumamente sencillo y rápido, pero desde que tuve a mis hijos, mi cuerpo se comenzó a comportar de una forma más compleja, en la que se volvió cuesta arriba bajar de peso, quemar grasa, verme mejor cada día.

Podía pasar más de 2 meses cuidándome en la alimentación, haciendo ejercicio, sin lograr verme mucho mejor. Esa situación me hacía llegar a un punto de obstinación que terminaba sucumbiendo a las ganas de comer lo que quisiera. Después de mis 31 años, el problema para comer bien se lo he atribuido a mi falta de tiempo para cocinar en casa y comer sanamente, por lo que me veía en la necesidad de comer cualquier cosa que consiguiera en el camino. Aunque no me molestaba hacerlo, sabía que no era para nada saludable y sé que eso fue lo que más hizo repercusión en mi aspecto físico.

En 3 años subí casi 20 kilos, primera vez en mi vida que había llegado a los 86 kilogramos. Perdí mucha ropa y la verdad es que eso me afectó de tal manera que evitaba siempre que fuera posible salir a reuniones, ir con amigos y familiares lejanos a sitios como la playa o la piscina, porque la simple idea de que vieran cuán gorda estaba me atormentaba.

Casi no quería verme en el espejo. Sentía que tenía que hacer algo urgente conmigo pero seguía el problema de la falta de tiempo durante la semana para dedicarme a hacer comida casera para la semana. Llegaba súper tarde a casa y al despertarme me sentía muy cansada como para ponerme a cocinar, sumándole a todo ello el hecho de que no sabía qué cosas frescas preparar, ya que jamás fui una mujer de cocinar y dominar ese arte a la perfección.

Un día decidí buscar alternativas fáciles de hacer, que no demandaran tanto tiempo de mi atareada semana y conocí Cocina metabólica, un método fabuloso que no solo me ayudó a preparar deliciosa comida para mi semana, sino que gracias a ella pude bajar casi 30 kilos en 58 días. Lo mejor es que no he vuelto a engordar y me siento con mucha energía para disfrutar con los míos.

Si quieres aprender a cocina para adelgazar con Cocina Metabólica, Haz Click Aquí

Que piensas tu?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

La manera de aumentar tu busto

Basta de sufrir por la psoriasis