, , ,

¡Baja hasta 30 kilos divirtiéndote!

Foto cortesía de: www.pixabay.com

Después de tres embarazos y un descuido físico, me fue casi imposible bajar de peso, incluso, haciendo todo lo que creí que era lo mejor para lograrlo. Me frustraba mucho la idea de no poder usar la ropa que siempre me gustó usar, mucho antes de mi primer embarazo.

La verdad es que esa situación terminó por hacerme una persona que cada vez se descuidaba más, en vista de no poder ver cambios significativos en mí después de casi un mes de dieta y un poco de ejercicio.

El sobrepeso me trajo como consecuencia muchas dolencias físicas, sobre todo en mis rodillas. Me sentí muy mal y por esa razón me fui olvidando poco a poco de hacer ejercicio, de manera que no pudiera lastimarme.

Por supuesto que, teniendo tanto sobrepeso y por estar tanto tiempo quieta en un lugar, me costaba mucho salir y tener energía para caminarme un mall o hacer recorridos por bulevares. Era una ardua tarea que de verdad no podía hacer. Estar mucho tiempo de pie me daba dolor en todo el cuerpo, mi respiración era muy agitada, en fin, no estaba en las mejores condiciones para llevar vida normal y feliz, definitivamente no.

Me costaba despertarme sin molestia en el cuerpo y para dormir, debía recurrir a infusiones y pastillas naturales de valeriana para conciliar el sueño profundo, ya que solía despertarme a media noche sin razón aparente. El caso es que al tener un mal dormir me era muy difícil tener la energía suficiente para el día siguiente.

Los más afectados de mi situación, aparte de mí, era mi familia: mi esposo e hijos. Yo deseaba poder tener más ratos con ellos yendo al parque o al cine, pero se me hacía complicado poder subir escaleras o correr tras ellos en plan de juego. Me preocupaba que mis hijos pasaran sus días de niñez encerrados en casa porque su mamá no se sentía bien a causa del sobrepeso. El caso es que un día decidí que debía hacer todo lo posible por cambiar esa realidad que ya estaba afectando la calidad de vida de mi familia.

Algo que me costaba mucho, además de mi propia condición física, era desprenderme del trabajo. Laboraba prácticamente 10 horas al día, generalmente 6 días a la semana, por lo que llegar a casa era una bendición y tirarme al sofá a ver la tele era mi mejor plan después de tanto trabajo, hasta que me dije: ‘ya no más’.

Conocí un plan integral de ejercicios y alimentación, que me enseñó a comer bien, bajar de peso y sanar mi cuerpo, se llama: Quemando y Gozando. Debo decir que me cambió la vida y hoy tengo casi 30 kilos menos. Me siento genial.

Si tú también quieres perder peso y sentirte muy bien, Haz Click Aquí

Que piensas tu?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Si no desayunas antes de salir te pasará esto

5 Beneficios de fracasar antes de tener éxito