,

5 Momentos en los que conviene pedir un préstamo

Foto cortesía de: unsplash.com

Hoy en día, las entidades financieras están cada vez más abiertas a las solicitudes de préstamos, tanto de las empresas, como para las personas naturales. En gran parte, esto se debe a la existencia de un gran flujo comercial y al aumento de la demanda por parte de las corporaciones y los sujetos que sacan provecho de los préstamos, para hacer crecer su negocio, pero no siempre un préstamos es un buen negocio, hay que saber cuándo hacerlo para no sufrir en un interés que puede terminar comiéndose todo tu dinero.

En este artículo te decimos cuándo realmente conviene solicitar un préstamo:

1. Si existe una gran devaluación

Cuando hay una devaluación inminente que golpea la economía de un país, las inversiones y las compras que hoy se realicen, serán una gran ventaja para quien la haya ejecutado; lo anterior en virtud de que con una moneda que vale cada vez menos, el valor del préstamo será cada vez menor.

2. Si hay estabilidad macroeconómica

A diferencia del punto anterior, otra forma de saber cuándo es buen momento para pedir un  préstamo es teniendo presente que en la nación donde se vive, se cuenta con una estabilidad económica generalizada. La razón de esto estriba en que los plazos para pagar son más largos, dado a la confianza del acreedor en que su dinero dado en calidad de préstamo será restituido.

 
50% completado
¿Dónde Quieres Recibir la Guía?
Tu email jamás será compartido con nadie

3. Si los datos de los indicadores te benefician

Si revisas las estadísticas de la economía actual en tu país, podrás fijarte si existe un nivel riesgoso de inflación, entre otros asuntos, que puedan indicar que podría ser muy arriesgado solicitar un préstamo.

4. Si posees liquidez para asumir el pago

Hay gente que es muy arriesgada en asuntos de pedir préstamos, sin tener en realidad una liquidez real con la que puedan responder en caso de incumplimiento del pago por concepto de préstamo. En ese sentido, es importante que antes de asumir la obligación que implica un préstamo, revises si al menos posees la disponibilidad económica del pago de seis meses de cuotas.

5. Si realmente es necesario que asumas el riesgo

Definitivamente, la mejor deuda es la que se evita. Antes de tomar una decisión de envergadura tal como lo es un préstamo, que tarde o temprano no podrá cumplirse en el pago, por cualquier motivo económico, ya sea por falta de liquidez o por problemas de índoles mucho más personales como la salud y la inexistencia de un bien que pueda servir en calidad de prenda en caso de incumplimiento del pago.

En realidad, vale la pena tener bien presente que los préstamos pueden ser una excelente opción para invertir en un negocio, siempre que se consideren todos sus pros y contras.

Fuente: hipos.com

Que piensas tu?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

7 Ventajas de la lavanda, una salvadora insospechada

5 Tipos de mujeres que los hombres prefieren